Si hablamos de una “mejor hora” para meditar, podemos tener varias opciones.

La primera: la que mejor te acomode y que te permita meditar un poco cada día de forma habitual.

Lo más importante de la meditación es ser consecuente, hacerlo cada día. Si meditas un poco cada día tendrás muchos más beneficios que cuando lo haces eventualmente, así sea un periodo de tiempo más largo.

Por eso mi primera recomendación es, “no te fuerces” a meditar en un horario sugerido como el más indicado si te cuesta cumplirlo.

Cuando la meditación es nuevo hábito

Cuando estas comenzando a meditar y aún no tienes un hábito establecido seguramente enfrentaras diversos retos para poder establecerlo, tendrás que aprender técnicas, lidiar con la mente y su movimiento, aprender a relajarte, a tener disciplina y cumplir con el hecho de meditar cada día.

No te fuerces a colocar la meditación en un horario que te cueste, porque habrá más probabilidades de que abandones el hábito de hacerlo cada día.

Cuando el hábito está establecido

Una vez que establezcas un hábito un poco más firme, considera que la meditación puede resultar más efectiva al comienzo del día o al finalizar el día, al amanecer o al atardecer, cuando la atmósfera se carga con una fuerza espiritual especial.

Si no es posible sentarse a meditar a estas horas, elige una hora en la que no estés involucrado con actividades diarias, una hora donde la mente esté apta para calmarse.

Beneficios de Meditar al amanecer

La llamada “hora del creador” es una hora y media o dos, antes del amanecer, en ese periodo meditar, cantar mantras, hacer yoga es poderosísimo, la energía es fluída, el silencio ayuda a la concentración, es una hora limpia, la mayoría de las personas duermen y el campo de energía esta más calmado.

Los grandes místicos, maestros y gurúes meditan en ese horario por lo que es más fácil sintonizar con una energía pura.

Meditar como primera actividad del día te dará claridad mental, relajación y mejor disposición a lo largo del día.

Si tienes el privilegio de presenciar la salida del sol, es una práctica que se considera beneficiosa y sanadora.

Beneficios de Meditar al atardecer

Meditar al caer la tarde nos permite cerrar la actividad del día y prepararnos para el descanso

La meditación por la tarde rompe con la ansiedad que se ha podido ir generando durante el día y permite disfrutar de las horas restantes con una motivación y una energía renovadas.

La hora del atardecer es la transición entre el día y la noche, si prácticas en ese momento, tu capacidad de trascender las limitaciones es mejor porque tus energías vitales están en un estado de flujo.

Lo más importante

Recuerda que lo más importante es que integres la meditación como un hábito diario, busca la mejor hora para ti y permítete ir poco a poco profundizando en tu experiencia.

Si quieres aprender a integrar el hábito de la meditación de forma firme, o si ya meditas, enseñar a otros a meditar la Certificación de Meditación Chandrika puede funcionar para ti.

Recibe nuestras clases y meditaciones

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Chandrika Shala y disfruta de clases y meditaciones gratuitas

You have Successfully Subscribed!