La palabra BIENESTAR es tan amplia, está tan en boga. Cuando hablamos de bienestar pensamos en vernos bien, sentirnos bien con nosotros mismos, estar sanos, muchos asocian bienestar con hacer ejercicio o comer sanamente.

Pero la verdad, el bienestar es mucho, muchísimo más que eso, se trata de estar bien con nosotros mismos de forma integral.

Estar en bienestar es estar en satisfacción. Cuando buscamos el significado etimológico de la palabra encontramos:

“Sensación de satisfacción. Estado óptimo en el que los individuos no ven interferidas sus posibilidades de desenvolvimiento individual, grupal y cultural ya que todas sus necesidades básicas están satisfechas.”

Como ves lograr el bienestar implica estar satisfechos, lograr que todas nuestras necesidades básicas estén cubiertas.

¿Cuáles son tus necesidades básicas? Las primordiales son comer, dormir, respirar, liberar los desechos del cuerpo, hidratarte, todo esto garantiza la subsistencia.

Más allá de ello necesitamos muchas otras cosas para estar bien en y con nosotros mismos, entre ellas afecto, amor, libertad, comprensión, creatividad, desarrollo personal.

Te das cuenta que estar en bienestar implica mucho más de lo que imaginamos. ¿Como lograr entonces el equilibrio que nos lleve al verdadero bienestar?

Te comparto algunas herramientas que a mí me han servido:

    • Conocete y ocúpate de ti. Suena trillado, pero es básico, es necesario que pongas la atención en ti, que te conozcas, eso es primordial para que empieces a encargarte de tu propio bienestar.
    • Comienza a observar como son tus rutinas, que hábitos tienes instalados, esto te permite ver que hay en tu diario vivir que te lleva al bienestar y que no.
    • Que tanto haces cosas que te dan satisfacción a mediano y largo plazo, y no solo satisfacción inmediata. Esto es importante porque usualmente lo que nos satisface de forma inmediata nos aleja del verdadero bienestar porque suelen ser hábitos que pasan facturas.
    • Yo creo que conocernos es clave, luego busca apoyo en personas que tengan una vida sana, que promuevan con su ejemplo el bienestar, no para copiar sus rutinas, sino para que vayas descubriendo que le hizo bien a otros y que te hace bien a ti.
    • Lleva un diario por un tiempo de tus emociones, comidas, pensamientos relevantes, al pasar una semana te darás cuenta de que se repite y podrás empezar a equilibrar lo que hay mucho y lo que hay poco.
    • Idéntifica que comidas, personas, actividades, rutinas, hábitos te restan energía y que comidas, personas, actividades, hábitos te elevan la energía.
    • Ahora si, comienza a construir un plan a tu medida, incluye ejercicio físico, meditación, alimentación con comida real, relajación consciente, buen descanso, únete a personas de energía elevada, motívate cada día, no quieras hacerlo todo de golpe, empieza con amor a integrar mas de lo que te hace bien, y menos de lo que te quita bienestar.

Mi recomendación es que equilibres actividades, descanso, ejercicio, alimentación, relajación, creatividad, relaciones, pensamientos, creencias, emociones, trabajo.

Suena retador, pero el secreto está en conocerte a ti mismo y permitirte construir una forma de vida que te de paz y te permita vivir feliz contigo mismo.

Si quieres apoyarte en las herramientas que a mi me sirvieron, te invito a unirte al Plan de Bienestar Chandrika, te va a encantar y te voy a dar generosamente todo el acompañamiento y las herramientas que necesitas.

Tu puedes lograr todo lo que sueñas y deseas, estoy aquí sin necesitas apoyo paa lograrlo! ¡Te abrazo!

Patricia

Recibe nuestras clases y meditaciones

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Chandrika Shala y disfruta de clases y meditaciones gratuitas

You have Successfully Subscribed!