Somos energía y esto no es algo intangible o especial, nuestra tecnología humana funciona energéticamente, cuanto más conscientes estemos de esto y mientras más aprendamos a mover, construir y utilizar nuestra energía seremos más capaces de “leer” el lenguaje con el que se maneja el universo.

Miles de años atrás las culturas orientales ya manejaban esta información, el surgimiento del Yoga es tan antiguo como la humanidad misma, y una de las tecnologías más efectivas para cultivar, mover y direccionar la energía es el Yoga, pranayamas, asanas, relajación profunda, abstracción de los sentidos, concentración, meditación son parte de los pasos que nos permiten conducir la energía primitiva hacia una forma más sutil y refinada.

Todos somos energía y todos tenemos energía masculina (yang) y femenina (yin) y estas energías tiene polaridades, por lo que nos permiten funcionar como baterías.

Cada una tiene cualidades diferentes y la vez complementarias y son la base de la manifestación y la creación de todo lo que existe. Sin energía YIN la energía YANG no puede manifestar, sin energía YANG la energía YIN no puede entregarse y expandirse.

Es una hermosura entender que estamos repletos de energía de vida y que esta puede cultivarse y expandirse para mantenernos sanos, radiantes, brillantes, plenos, conscientes.

La energía masculina razona, comprende, acciona,proyecta, enfoca, tiene propósito, fogozidad y rápidez.

La energía femenina nutre, contiene, cura, es instrospectiva, pasiva, clamada, quieta, tiene potencial, es fresca y lenta.

Ambas son increíbles y son la esencia manifestadora de la existencia. En las clases de Yoga Chandrika damos especial atención al desbloqueo de los canales de energía, así como a la conexión con ambas energía para luego entrar en procesos de consciencia y meditación.

Tú eres energía, un dios creativo, un ser increíble repleto de magia! Unete a nuestras clases de Tantra Kriya Yoga y mueve y eleva la energía.